domingo, 1 de julio de 2018

NIHIL OBSTAT

refleixaus en as auguas de l’ayere
recuerdo ixos futuros
que nunca no teniemos

un mirallo machico ye a memoria





reflejados en las aguas del ayer / recuerdo esos futuros / que nunca tuvimos // la memoria es un espejo mágico //

miércoles, 27 de junio de 2018

AB ÆTERNO

Ye de mal amugar o espazio
d’o poema. A ormino, as parolas
no se dixan cletar n’os versos
por más que as metaforas
miren de fer valer o suyo
poder de persuasión. A la fin, logra
siempre o silenzio fer-se escuitar,
ocupar as estrofas.
O silenzio ye un río, se desborda
y nos reclama o suyo territorio.



Es difícil delimitar el espacio / del poema. A menudo, las palabras / no se dejan encerrar en los versos / por más que las metáforas / traten de hacer valer / su poder de persuasión. Al final, logra / siempre el silencio hacerse escuchar, ocupar las estrofas. // El silencio es un río, se desborda /  y nos reclama su territorio. //

lunes, 18 de junio de 2018

Variazions


(Escuitando The Kinks, una tarde de domingo).

Tornan. Tornan puntuals como antonzes, como siempre. Cruzan de nuevas a mía mirada os trens que dixé pasar. Bi amonto agora. Aturo bel poquet en cada estazión, en cada destino. Talmén oras, talmén días. Dimpués, sigo lo viache.
Plego en as mesmas cruzilladas. Trigo os caminos que no recorrié, as alternativas que fue dixando dezaga. Chuntos. Nos recuerdo chuntos. Pronunzio as parolas prezisas. Callo cuan debo. 
Chuntos. Nos recuerdo chuntos. Siento o mesmo vertigo en a sangre. A toba inzertidumbre d’o que ye por venir. O desasusiego amable d’o que ye por suzeder.
Tornan. Tornan puntuals.
O futuro no ye que un atro racón en a memoria.





(Escuchando a The Kinks, una tarde de domingo).


Regresan. Regresan puntuales como entonces, como siempre. Cruzan de nuevo mi mirada los trenes que dejé pasar. En ellos monto ahora. Me detengo un poco en cada estación, en cada destino. Tal vez horas, tal vez días. Después, sigo el viaje.
Llego a las mismas encrucijadas. Escojo los caminos que no recorrí, las alternativas que fui dejando atrás. Juntos. Nos recuerdo juntos. Pronuncio las palabras precisas. Callo cuando debo. 
Juntos. Nos recuerdo juntos. Siento el mismo vértigo en la sangre. La suave incertidumbre de lo que está por venir. El desasosiego amable de lo que está por suceder.
Regresan. Regresan puntuales.
El futuro no es más que otro rincón en la memoria.

viernes, 15 de junio de 2018

NUNC DIMITTIS

Escribiré un poema como
si costruise un puen
entre a memoria y o silenzio.
Un poema que tienga
a parola zarpar y a parola
perder. Un poema que fable
a viella lengua d’o viachero
que nunca no tornó t’a suya isla.
Escribiré un poema
como si costruise un puen
entre o recosiro y l’oblido.


Escribiré un poema como / si construyera un puente / entre la memoria y el silencio. /
Un poema que tenga / la palabra zarpar y la palabra / perder. Un poema que hable /
la vieja lengua del viajero / que nunca regresó a su isla. / Escribiré un poema /
como si construyera un puente / entre la añoranza y el olvido. //

viernes, 1 de junio de 2018

ET TAMEN AETERNOS ESSE NOS CREDIMUS

a nuei entra en a tarde           crema o tiempo
desfá os paisaches    troba    as parolas
que nunca nos diziemos        ixamena
os labios         os silenzios     ubre nafras
a nuei              conoixe os nuestros nombres sabe
qué ausenzias            amagamos a l’olbido




la noche entra en la tarde quema el tiempo / deshace los paisajes halla las palabras / que nunca nos dijimos dispersa / los labios los silencios abre heridas / la noche conoce nuestros nombres sabe / qué ausencias ocultamos al olvido //

miércoles, 16 de mayo de 2018

EX TUNC

Ye menister parar cuenta. Maniar-las
a bonico. Con afalagos mesmo.
Como a luz d’a tardada u as plevidas
de chuño, as parolas
son muito crebadizas. A ormino
s’esmicazan n’as mías manos
antes que no pleguen n’o verso.
Como l’aire n’a yerba
u a mirada n’as cosas
que arringlera l’olbido. As parolas.


EX TUNC
Es necesario tener cuidado. Manejarlas / despacio. Incluso con mimo. / Como la luz del atardecer o las lluvias / de junio, las palabras / son muy quebradizas. A menudo / se desmenuzan en mis manos / antes de que lleguen al verso. / Como el viento en la hierba / o la mirada en las cosas / que ahíla el olvido. Las palabras. //

viernes, 27 de abril de 2018

PARS UMBRAE

Ye o mar d’a mía infanzia. Ista placha
do pasaba os meses de setiembre
cuan nino. Aquí, n’a casa que yaya
—a mai d’a mía mai— crompó cuan quedó vidua. 
Ye o mar d’a mía infanzia. Te l’amuestro
con orgüello y nostalchia. Viello y nuevo.
Como si fues un atro el, agora.
Como si fues un atro yo, aloras.
O mar parez más sabio iste maitino.
Más antigo talmén. Tamién más triste.
Indiferén —leixano— nos repite
os silenzios que escuita dende siempre,
os refleixos que o tiempo va dixando
en toz nusatros. Uembras. Clarescuros.
A memoria d’os cuerpos. L’olbido
d’os nombres que s’espaldan. A sapia
d’a sal en a mirada. Ista arena.
Iste zielo. Ista augua eterna.
Iste maitino agora d’a mía infanzia.


PARS UMBRAE
Es el mar de mi infancia. Esta playa / donde pasaba los meses de septiembre / cuando niño. Aquí, en la casa que yaya / —la madre de mi madre— compró cuando quedó viuda. // Es el mar de mi infancia. Te lo muestro / con orgullo y nostalgia. Viejo y nuevo. / Como si fuera otro él, ahora. / Como si fuera otro yo, entonces. // El mar parece más sabio esta mañana. / Más antiguo tal vez. También más triste. / Indiferente —lejano— nos repite / los silencios que escucha desde siempre, / los reflejos que el tiempo va dejando / en todos nosotros. Sombras. Claroscuros. / La memoria de los cuerpos. El olvido / de los nombres que se derrumban. El sabor / de la sal en la mirada. Esta arena. / Este cielo. Esta agua eterna. / Esta mañana ahora de mi infancia. //